Comunicación Interna

Mauricio Valdés.

Ciudadano del mundo, geólogo y entusiasta. No en pocas ocasiones ha debido vérselas con la burocracia, desplegando lo mejor de sí para ejecutar proyectos de suyo quijotescos e interesantes. Ha sabido reinventarse una y otra vez, pasando de la creatividad culinaria a la creatividad musical, con tránsitos profundos por la fotografía y la toma ciudadana de los orfeones de las plazas públicas.
Sin paradero fijo, suele ir de un lado a otro, aunque siempre conectado a su cable a tierra: su hijo Lorenzo.

Luis Herrera.

Ciudadano del absurdo, profesor y atrapado en el demonio de la letra. Ha tejido la leyenda, más falsa que cierta, que se ha dedicado a distintos oficios artísticos, no obstante sólo tiene antecedentes comprobables en la creación literaria, publicando no sólo algunos libros, sino también ganando concursos nacionales y becas estatales. En tiempos no muy lejanos, jugó fútbol con la 10 en la espalda, aunque él prefería la N° 14 en honor a Johan Cruyff.
Hace poco manifestó que se siente “en la zona” cuando puede desarrollar ideas reflexivas desde la oralidad o la escritura.

Comunicacion interna” (descargar en PDF)